Mucho mas que un árbol

Los arboles no han de tomarse a la ligera en Tailandia. Es común ver a tailandeses pagando reverencia a arboles, poniendo mantas alrededor de ellos, colgando vestidos, imágenes de Buddha o del rey, o esparciendo talco sobre el tronco.

Algunos arboles tienen un significado religioso y/o espiritual en Tailandia y el sudeste asiático. Digo y/o espiritual porque muchas veces la linea entre religion, creencia, espiritualismo, o superstición no queda clara. De la misma manera que en Argentina al costado de la ruta se ven pequeñas casas o santuarios al Guachito Gil. Si bien no forma parte de la religion Católica Romana que el país dice profesar, la gente lo venera. Aun gente que se dice Catolica o Cristiana lo venera. Al igual que algunos creen en el gato negro o las brujas. Aquí pasa algo similar.

El arbol del que hablaremos hoy, los Tailandeses le llaman Bo ต้นโพธิ์ que viene de la abreviacion del arbol Bodhi. Su nombre cientifico es “ficus religiosa” y no se sorprendan de que ese sea realmente su nombre científico puesto que es un árbol que ha estado ligado a creencias y temas religiosos tanto en la religion budista, induista y jainista desde hace cientos de años.

Es un árbol que todo el mundo ha visto alguna vez en tatoos, pinturas o souvenirs, pero muchos desconocen su historia, origen o significado.

Se dice que este es el árbol bajo el cual estaba sentado Buddha en el momento que obtuvo su iluminación. Y dicen los creyentes que Buddha dijo “venerar al árbol es como venerarme a mi”.

En Tailandia se cree también que estos arboles suelen ser habitados por espíritus, o almas perdidas.

Se lo venera de tal manera que un árbol de este tipo no puede ser sencillamente cortado. Si por algún motivo se tuviere que cortar, los Tailandeses llaman a un monje para que lleve a cabo una ceremonia que advierta a los espíritus y los mueva a otro lugar. De no ser así, quien lo corte podría ser perseguido por ellos y tener mala suerte.

Es muy común ver ofrendas bajo estos arboles, ya sea comida o bebidas, inciensos o flores. Tambien es común ver imágenes viejas o rotas de Buddha, o del rey, puesto que estas imágenes tampoco pueden tirarse de la basura de un modo convencional. La gente las lleva y las deposita a pie del árbol para que el árbol las proteja a ellas y a quien lo lleve.

Cuando se pasa por delante de uno de estos arboles, los Tailandes le pagan respeto, ya sea haciendo famoso “wai” Tailandes (reverencia con ambas palmas pegadas) o si están manejando en automobil o moto tocando la bocina. De ahí que a veces se escucha gente tocar la bocina sin motivo aparente (para el occidental que no lo entiende).

Mucha gente va a pedirle cosas al árbol, y es muy común que los Tailandeses vayan a pedirle los números para la lotería. La lotería tampoco ha de tomarse a la ligera, ya que en un país con tantas creencias, ganarla no solo representa dinero, sino dicha, buena suerte, y el hecho de que los espíritus estén de nuestro lado. Al igual que la mala suerte suele asociarse con karma de vidas pasadas.

Para poder ver los números de la lotería, algunos Tailandeses llevan talco, y lo esparcen sobre el árbol, fijándose si una vez puesto el talco, se revela algún numero.

Estudiantes universitarios van a pedirle aprobar un examen, o cosas de ese estilo, y de aprobar el examen, luego regresan al árbol y cuelgan una prenda, o hacen una ofrenda de algún tipo en modo de agradecimiento o retribución.

Se considera estos arboles un símbolo de prosperidad, suerte y larga vida.

DEJAR UN COMENTARIO